Bechamel para croquetas

Receta de bechamel para croquetas

Os explico minuciosamente cómo salsa bechamel para croquetas, una deliciosa crema que también podéis usar para recetas de lasaña, canelones, gratinados, etc.

Ingredientes para preparar bechamel para croquetas

  • 450 gr. de leche o de caldo de pollo (a elegir)
  • 1/2 tazas de harina de trigo
  • 1/4 cebolla
  • 150 gr. de mantequilla
  • 3 cucharadas de aceite de oliva
  • Nuez moscada
  • Pimienta negra molida (opcional)
  • Sal

¿Cómo preparar bechamel para croquetas?

  • Para hacer la salsa bechamel para croquetas, empezaremos calentando en una sartén la mantequilla junto con el aceite, para luego dorar en la grasa la cebolla finamente picada a fuego medio, para que quede transparente y no se queme.
  • Cuando la cebolla esté en su punto idóneo, echamos toda la harina y la quemamos. Veremos que se forman los primeros grumos típicos de la bechamel casera. Para deshacerlos fácilmente, empezaremos a añadir la leche o el caldo caliente (ver Nota de Autor) y removeremos sin parar con una cuchara de palo mientras aplastamos los grumos. Esto es imprescindible para que la bechamel para croquetas quede fina.
  • Si añadimos el caldo frío, la harina se hará grumos y el sabor de nuestra salsa bechamel de croquetas no será el mismo al no mezclarse bien los ingredientes (de todas formas, si te quedan grumos puedes triturar la masa con la batidora).
  • Añadiremos sal, nuez moscada y pimienta negra molida al gusto, y a fuego medio-bajo, dejaremos que nuestra bechamel para croquetas espese poco a poco con el clásico "chup chup", y éste sería el momento de añadir el ingrediente que deseemos para elaborar croquetas de pollo, de jamón, de boletus, etc.
  • Añadido el ingrediente de las croquetas, dejaremos la salsa bechamel al fuego hasta que coja la consistencia deseada. Luego, antes de hacer las croquetas, dejaremos la masa enfriar en un plato y tapada con unos agujeros en el papel film o de aluminio que usemos (ojo, la salsa bechamel espesará muchísimo).
  • Dependiendo del uso que queramos darle a nuestra salsa bechamel para croquetas, la textura será mas o menos densa. Si queremos hacer croquetas de forma fácil, o sea, que se trabajen bien, la bechamel para croquetas deberá tenerse al fuego hasta que se despegue fácilmente de la sartén.
  • Foto orientativa: .michael.newman.
Nota del autor:

En la receta típica de la bechamel para croquetas se utiliza como base leche, pero también podríamos hacer la bechamel con caldo de pollo. Tardaremos más en espesarla, pero nos quedará con un sabor ideal si lo que queremos es hacer croquetas de pollo.

Si no sabes cómo hacer bechamel, no sabrás cómo hacer croquetas caseras, así es que merece la pena que empieces a practicar ya, porque de las mejores croquetas se han forjado los mejores matrimonios y amistades. ¡Jajaja...!